Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2014

Series en serio.

Bien, seguimos sin cable en casa, así que hay que buscar en la interné lo que vaya valiendo la pena, descargando y pasando por la criba, para al final quedarse con lo que realmente vale la pena entre esa avalancha de series prefabricadas y no siempre tan afortunadas.

En este año, pude ver la segunda temporada de Orphan Black, con un cierre que engancha, y donde la historia por fin cristaliza y se siente tan sólida que sus personajes son casi tangibles. La Maslany es un caso digno de estudio, y no sería descabellado pensar que su cerebro tenga algunas características que le hacen distinguirse de la media.

Otro agradable descubrimiento: Penny Dreadful.

Ocho capítulos nada más, con otro cierre épico. Y la pregunta que ya veníamos formulándonos desde el primer capítulo: y el hombre lobo, ¿a qué horas? Y de que salió, salió.

Lamentablemente, una serie que se pensaba daría para más, ha comenzado floja, muy floja. Extant. Sin pies ni cabeza, y eso que va ya por el tercer capítulo.

Y a pesar…

In principio erant Nano's.

Precisamente antier, platicaba con mi esposa sobre el Projecto 2045, y aquel otro episodio de X-Files, Temporada 5, Episodio 11: Kill switch.

Y antier vimos 'Trascendence', la última peli de su actor favorito.

Ella zanjó por su parte lo que parecía ser un comienzo de discusión diciendo: 'Qué triste, vivir para siempre, pero saber que todos a quienes quieres morirán, ya no estarán contigo'.

Y debo aceptarlo, suena tentadora la oportunidad de 'mudarse' de aquí a una supercomputadora, pero el día que se 'nos vaya la luz', adiós vida eterna. Y cuando el universo colapse nuevamente, en aquel micro-segundo que se supone llegará en algunos cuantos miles de millones de años más, también, adiós inmortalidad. Total, no hay quien pueda librarse de tamaña catástofre: saber que habremos de morir, tarde que temprano.


Pero también ella, pregunta, sabiendo antes de formular la pregunta, la respuesta que podría dar: '¿pero tú, sí lo harías?'.

Ufff.

Tengo en est…

'Por su nombre los conoceréis' ó 'Maléfica y la munición de salva'.

He tenido -lamentablemente- la oportunidad de constatar en más de una ocasión, la irreducible verdad que emparenta la pedantería y la suficiencia con la más depurada estupidez.

Y sobre esto último -la estupidez humana-, pocos habrá tan versados como aquellos cuentistas y fabulistas de antaño, quienes a punta de imágenes auditivas hacían estremecer a los oyentes, recreando y erizando los pelos de la nuca sin otro elemento que la palabra, y la fantasía aportada por el público. Sí, los asistentes participaban activamente, aportando y no sólo recibiendo. Y a pesar de lo devaluado del término, un 'oyente' en aquel entonces era el equivalente del interlocutor, alguien a quien podía adoctrinársele, amonestar, aconsejar, mas en momento alguno se menospreciaba o 'ninguneaba'.

Pero, en algún punto, las tecnologías basadas en la animación gratuita, donde el elemento visual tiene más peso que el argumento, se permitió prescindir de esto último, evitando proveer argumento alguno y…