Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2012

Duda existencial.

Después de encontrar el álbum 'Living room songs', de Ólafur Arnalds, me pregunté si las Melancholias XI no son también algo así como 'ambient music'.

Aquí una muestra de esas 'Living room songs':



Y el problema no es tanto que 'sea o no' música 'ambient', sino que en su momento no pensé que estas Melancholias se pudieran encasillar en tal o cual género/definición/movimiento.

Lo más curioso de todo esto, es que precisamente para la Melancholia XVI y XVII tenía pensado agregar cuerdas y un segundo piano.

Carajo!

Sí que somos precedibles.

1543
Nam stat fua cuiq~ dies, breue et irreparabile tempus.

Tinta verde

Cuando cursé los estudios secundarios, se nos pedían algunos instrumentos o útiles escolares completamente inútiles. Uno de ellos, omnipresente en las primeras tres o cuatro semanas de clase y después olvidado y perdido irremediablemente, eran las novedosas plumas con cuatro cálamos de tinta. Negro, azul, rojo y verde.

Se alegaba que eran los colores necesarios para manejarse más o menos bien en la toma de dictados, revisión de apuntes, subrayado de párrafos y contenidos importantes/especiales.

Cuando caíamos en la cuenta, todo se reducía a dos colores: negro y rojo. El azul suplantaba al negro cuando era absolutamente indispensable, por lo que las combinaciones negro-rojo, azul-rojo, terminaban siendo la más socorridas y utilizadas.

Nadie, jamás, ni por asomo, utilizaba el color más débil dulzón: el verde.

Por alguna extraña razón, en mi vida la cuestión de los 'estudios' siempre estuvo marcada por el incómodo e innegable sentimiento -y también circunstancia- de llegar tarde…

Esta es otra pinche cabra!

Nam stat fua cuiq~ dies, breue et irreparabile tempus.

Qvodago al servicio de la comunidad: Lecciones básicas y rápidas de lógica elemental para políticos pendejos [y escritores de discursos pendejos de alto copete]

No obstante y a pesar de no saber leer, el Gallito que destronó al otrora gallito de oro hijo de la Vero, ahora se da la oportunidad de demostrar, en una demostración pública de demostrada pendejez -comprobable y demostrable per se-, cómo se puede ser un analfabeto jugando con la lógica, aunque dichos juegos serán dignos de su criador y creador: es decir, meras pendejadas.

Me llena de orgullo vivir en un país donde cualquier pendejo puede darse el lujo de decir, en público, y después en cadena nacional en tiempo aigre pagado a la televisora especialista en el lavado cerebral y demás lavativas, lo siguiente:

"Se equivocan quienes suponen que para el PRI los enemigos están en la oposición, en el PAN o en el PRD. Para el PRI, sus principales enemigos son los mismos que México tiene: la violencia, el desempleo, la frustración que nuestros jóvenes viven cuando saliendo de sus estudios de preparatoria o de universidad no encuentran una opción de trabajo..."

En ámbitos de abogacía…