Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2011

La fiesta y la censura

Recuerdo que las primeras canciones que escuché de Serrat, allá por 1989, no me gustaron. La letra me parecía de mal gusto, y la música era insoportablemente estridente, con esos bronces despernancados en grito abierto.
Recuerdo específicamente una canción: 'Para la libertad'. Era atroz. Cuencas, carne, sangre, cirujías, cirujanos, tajadas de carne cruda. Ahora veo que mucho influyó que en ese mismo tiempo, estuviera descubriendo a Beethoven, específicamente la Séptima Sinfonía, y que me encontrara, por decirlo de algún modo, en el otro extremo del balancín.
Quienquiera que haya sido el que ponía ese cassette, me obligaba a salir del dormitorio comunal y refugiarme en las afueras, en la biblioteca, en los pasillos, en algún salón vacío, o a la sombra de la Capilla Mayor. 
Un par de años después, en 1991, grabé de alguna difusora que no era Estéreo Plata, la canción 'Penélope'. La difusora era en FM, pero por alguna razón, con el exceso de ruido, no se escuchaba bien e…

Une petite hommage

Hubiera sido muy malagradecido para los de Góogle dejar pasar este día así, nomás porque sí.

112 años hace que nació Borges.




Nam stat fua cuiq~ dies, breue et irreparabile tempus.

Invitación para matar

Pues sí, parece que en eso se está convirtiendo LPIDAATE.
Alguien, de buena fe, llegó con toda la mala fe del mundo a buscar en LPIDAATE cómo carajos matar a su ex-vieja.

Aquí la prueba pericial, de que el mundo siempre sobrepasa, y con creces, las elucubraciones más legañosas y retorcidas que uno pueda 'crear' en el papel -o ante el teclado, que hoy día es lo mismo-:


Y para no defraudar a los masoquistas que siguen cayendo por acá, otro cuento sin pies ni cabeza, que por fin salió el día de hoy como debió salir: irreal como toda literatura que se precie de serlo.
Francisco Arriaga - Los rostros

Nam stat fua cuiq~ dies, breue et irreparabile tempus.

5 años

Ni quién pensara que este changarro estaría algún día cumpliendo sus 5 años. Pero sí, y celebrando también con la entrada 1501 de este malhadado lugar dejado de la mano de Dios.

No prometo ni descarto nada, como sea, gracias a los asiduos sadomasoquistas que siguen llegando por estos páramos. [Nada como el placer más abyecto para enganchar a las pobres ánimas del Señor...]

1501
Nam stat fua cuiq~ dies, breue et irreparabile tempus.

14 de Agosto

Más que sentirme triste, o airado o despojado, en este día me siento contento por lo que recibí de tí, Abuelo.

Echo de menos tu presencia física, aunque sé que de alguna manera y forma sigues presente entre nosotros, dando alientos a esta nuestra familia a la que tantas veces anteriormente protegiste, cuidaste y también guiaste.

Gracias, Abue, por querenos tanto.



José Elizalde Flores - In memoriam1500
Nam stat fua cuiq~ dies, breue et irreparabile tempus.

37 años

Pues ya la libré, entré en el año 37 de esta que es mi vida. Con mis mujeres hermosas, siendo feliz a pesar del carro desconchiflado, con buenos amigos que me quieren bien.

Leyendo a Borges, disfrutando el calorcito de 43 grados a la sombra, y unas nubes que jamás cayeron, pero nos llenaron de esperanza la mañana de este día.

Mañana, hamburguesas a la parrilla en el más puro estilo 'tejano', y el domingo gracias a mi madre, pozole como debe ser: con su carne de puerco, chile rojo y rete hartos rábanos, cebollas, chile serrano y jalapeño, orégano y demás.

Qué más se puede pedir?

1499
Nam stat fua cuiq~ dies, breue et irreparabile tempus.

Mi abuela y Borges

Pasé al segundo tomo de las 'Obras completas'. Este tiene menos de 600 páginas, así que me lo tomo con calma.

Hoy me salió al paso un cuento que deliberadamente terminé de leer antes de salir del trabajo, y medirme frente a frente contra el sol de las 3 de la tarde.

Avelino Arredondo, es el título de ese cuento, inesperado y también brutal.

El vocabulario es minuciosamente mantenido en lo mínimo e indispensable, lo necesario para decir lo que tiene que decirse. Mas llegando a la mitad del cuento, un verbo me hizo revivir aquella sensación que experimenté al leer por primera vez el capítulo 105 de Rayuela, que es si no mal recuerdo, una 'Morelliana'.

En ese capítulo, Cortázar habla de las cosas que van olvidándose, vocablos que denotan objetos perdidos, irrecuperables.

Una de esas palabras, es el verbo 'recordarse'. No 'Recordar' de hacer memoria o 'rememorar', sino 'recordarse' en la acepción de 'despertarse'. ¡Cuánta propiedad …

Borges sin vaselina

Finalicé con la lectura de las casi 1,200 páginas de esa primera parte de las obras completas de Borges.

El volumen titulado 'El informe de Brodie' no lo habia leído completo, no por falta de interés, sino quizá por falta de tiempo y enjundia para buscar el librito.

De entre los cuentos, resaltó la lectura específica de uno de ellos, 'El otro duelo'.

Es un cuento inusual. No por la temática, no por el estilo, sí por la tónica.

Quizá la máxima ventaja de una recopilación como esa de las Obras completas, radica en el orden cronológico, que también permite a Borges esbozar lo que será una entrada dedicada a su nombre y figura, en un diccionario que aparecerá en el año 2074. Si alcanzo a ver publicada dicha entrada, estaré cumpliendo en ese año un siglo de vida y existencia, lo que sería mucho decir, y más vivir aún.

El tema no es trascendental: un par de criollos que se tienen tirria, misma que es aprovechada para montar un espectáculo macabro a sus expensas. Se les mata…

Interlude.

No estuve de vacaciones. Bueno hubiese sido.
Sólo me desconecté un poco del Qvodago, y de algunos otros proyectos. Terminé la colaboración para El Descensor, tengo un maldito cuento que no quiere pasar de la mitad aún cuando ya llegó hasta la hoja número 6, y no he podido componer ni un compás de nada, porque amén de no tener ni inspiración ni perspiración, los tiempos en casa han sido aciagos.
Como sea, en la próxima semana nos pondremos al día.
O quizá antes, ya saben que en estos dominios dejados de la mano de Dios, las cosas suceden no antes ni después, sino todo lo contrario -como dice el Sr. Olague.
Salus.


Nam stat fua cuiq~ dies, breue et irreparabile tempus.