Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2011

Leer a Borges.

Para decirlo con palabras del mismo Borges: 
Releer a Borges es baladí, no así la lectura detenida de sus textos, con el asombro intacto de la novedad y la maravilla.
Claro que las palabras escritas anteriormente no fueron redactadas por Borges, él hubiera minimizado la frase y nos hubiera dado una cátedra -casi una catequesis- sobre el buen estilo, la contundencia y la economía literarias.
Y precisamente por esta predisposición ante la lectura de los textos de Borges, es que este autor tiene tan pocos lectores y en cambio sí, legión de admiradores.
Leer a Borges es dificilísimo. Lo he mencionado en este bló no sé cuántas veces: figura en la nómina de autores que me acompañan desde hace poco más de veinte años. [Él y Cortázar y Rulfo y Paz y Vargas Llosa y Eco y Benedetti conforman ese panteón literario que jamás me resultará tedioso].
Quiso la suerte que lo primero que leí de Borges fue prácticamente lo último que él dijo. Es decir, la transcripción minuciosa y correctísima de sus confere…

Aforismata

Las culpas que me infaman son tales que aunque yo lo matara con estas manos, ello no agravaría los tormentos que me destina la infinita Justicia.
Abenjacán, en 'Abenjacán el Bojarí muerto en su laberinto'.

1489
Nam stat fua cuiq~ dies, breue et irreparabile tempus.

Y a usté, cómo se le fué en junio?

Y no pregunto de oquis. Porque por lo que a mí respecta, junio estuvo de la puritita rechingada. Me volaron la batería del coche y me dí de parabienes porque llevarse el coche hubiera sido el acabóse, para colmo de retardos en el laburo me jodieron como 200 pesos -ni aguantan nada los méndigos- y por si fuera poco, mantener este 'puerquecito' [según afortunada acepción de J. H. Olague] no es de a grapa.

Así que, para no sentime de a tiro tan jodido y tercermundista, seguí con lo que mejor sé hacer, como quien dice, descansando y haciendo adobes:

piratiarme un chingamadral de libros.

Así que, en Scribd agregué como 200 títulos, y he seguido dale que dale con los proyectos que me mantienen en acción perpetua, y sin ganas de [como también dijo J. H. Olague] tirar el arpa de una buena vez.

Y ustedes, mis estimados, ¿qué cuentan de este méndigo mes tan infausto?

1488
Nam stat fua cuiq~ dies, breue et irreparabile tempus.