Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2011

1486

Este año aún no acaba de cuajar. Y para colmo, el que No sabe lo que hizo regresa así, nomás porque sí.

Me cái que la conjetura más plausible es que se fue de tourist a Japón, y ahora con el riesgo que implica comer sushi con base de pescados que tienen tres ojos y dos bocas, mejor se regresó a tierras mexicas.

O eso, o que su fantasma por fin encontró la manera de usar un teclado decentemente, y proyectarnos desde el más ayá sus más oscuros e informes pensamientos.

Brrrr... esto último me cái que sí me da miedo.

Ah! Y antes de que se me pase:

Insidious es lo mismo que Los Cazafantasmas pero versión Reloaded. Recomendable 'guacharla' después de las doce de la noche, con un buen vaso de drogacola, y rete hartas palomitas.

1486
Nam stat fua cuiq~ dies, breue et irreparabile tempus.

Respuestas acomedidas a preguntas incómodas

"Juái de tém?" preguntó Ana.
Y ayer que leí su breve mensaje, pensé contestarle de la manera más simplona: léase la entrada de hace poco más de un mes sobre alguna justificación de 'Los pequeños inconvenientes...' y listo, asunto arreglado.
Pero ya de camino a casa, con la pregunta a cuestas y un poco más de tiempo, pude ver que no tengo una respuesta 'simple' para pregunta como esa. Quizá hay, con todo, un par de respuestas.
La primera, chapucera y desmadrada:
-LPIDAATE es resultado directo de alguna pulsión de lo más irracional, que puede indicar también una enfermedad psíquica comúnmente conocida como 'adicción al sexo', y que busca justificarse en forma de mala literatura.
Pero ni soy un adicto al sexo que ande con priapismo y padecimientos por el estilo, ni tampoco busco darme de trompadas contra el Divino Marqués, y mucho menos pienso hacerle a la novela psicológica tipo Milan Kundera. Así que esa primera respuesta desmadrada, queda invalidada.

Duda

Alguien me llamó 'Sobrino de Mack The Knife'.
Y no sé si es un elogio o un insulto.
Creo que fue por culpa de 'Los pequeños inconvenientes...', y ni que fuera para tanto.
X-D
1484
Nam stat fua cuiq~ dies, breue et irreparabile tempus.

...aquel terrible pasaje de Lucrecio, sobre la falacia del coito.

Como el sediento que en el sueño quiere beber y agota formas de agua que no lo sacian y perece abrasado por la sed en el medio de un río: así Venus engaña a los amantes con simulacros, y la vista de un cuerpo no les da hartura, y nada pueden desprender o guardar, aunque las manos indecisas y mutuas recorran todo el cuerpo. Al fin, cuando en los cuerpos hay presagio de dichas y Venus está a punto de sembrar los campos de la mujer, los amantes se aprietan con ansiedad, diente amoroso contra diente; del todo en vano, ya que no alcanzan a perderse en el otro ni a ser un mismo ser.
Traducción de J. L. Borges, en 'Historia de la Eternidad', III.

Nam stat fua cuiq~ dies, breue et irreparabile tempus.

Aforismata

Leer, por lo pronto, es una actividad posterior a la de escribir:
más resignada, más civil, más intelectual.

J. L. Borges, Prólogo a la Primera Edición de la Historia Universal de la Infamia.


1481
Nam stat fua cuiq~ dies, breue et irreparabile tempus.

De pequeños infiernos y grandes enfermedades

Nueve 'premios' Ariel para 'El infierno' es un exceso. Incluso en el enfermísimo país en que vivimos.

El estrambótico ambiente de la premiación nos permitió observar la estupidez creativa y falta de imaginación en su máxima expresión. Los actores de una película que consagra al narcotráfico pidiendo que la 'guerra' se termine de una vez. Es exactamente lo mismo que pretender sofocar un incendio con un buen chorro de gasolina.

Esta doble moral es lo realmente preocupante. Independientemente de si los medios creativos también se han dejado corromper, de si existen cotos aún vedados o no a la influencia del dinero proveniente de los estupefacientes, o del papel público que desempeñan los actores, los participantes en la premiación olvidan un hecho importantísimo y contundente: al recibir los mencionados premios no son 'personajes', sino ciudadanos, comunes y corrientes y nada más.

A menos que el hecho de recibir los premios también sea una actuación, la ob…

En la tierra como en el cielo

Curiosamente, el sentido -y su forma más inmediata, la sintaxis- de esta frase en el Padre Nuestro, se trastoca al pasarse del latín al español.

'Fiat voluntas Tua, sicut in Cælo et in Terra'. Esto es: 'que se haga tu voluntad, así en el Cielo como en la Tierra'.

Pequeño cambio y alteración, con un significado mucho más profundo de lo que parece.

Afirmar que la voluntad de Dios se hace primeramente en el Cielo es afirmar que nosotros 'descendimos' de allí, y a ese sitio habremos de volver algún día. Pero la Iglesia actual, más aún, la iglesia posconciliar que nos ha tocado vivir, no se mantiene ni sostiene por una abstracta imagen del Cielo o lo celeste, necesita forzosamente enraizar en esta tierra, amarga y huraña.

La voluntad de Dios pareciera estar en contra de la voluntad del hombre. Esto, a pesar de que el sufrimiento como una realidad cotidiana ha crecido en forma exponencial, y no hay manera de negar la existencia concreta de algo diabólico o demoníaco…