Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2010

Genero$idad culpable

Inmunizados contra el amarillismo, es necesaria la nota roja para que los ciudadanos mexicanos reaccionen y se indignen al saber de esos casos brutalmente extraordinarios que hacen posible a nuestros males parecernos más pequeños.

La muerte de las seis empleadas de una tienda Coppel es una buena muestra de la falta de planeación y la negación descarada de los derechos elementales a los trabajadores mexicanos.

Recordarán que hace algunos meses estuve dándome de trompadas contra la pared, por un crédito de esos que se pagan en abonos chiquitos y con los que prácticamente se vende el alma al diablo. Cuando fuimos a dar los últimos pagos, antes de saldar por fin esa quasi sempiterna deuda, mi esposa advirtió la eficiente organización del recurso humano, cómo funcionaba la división de funciones en lo que aparentemente era el lugar perfecto para trabajar.

Ambos hemos sido empleados rasos, y sabemos muy bien lo que se esconde detrás de la falsa impresión del 'perfecto ambiente laboral&#…

Usted, el peor de todos

El sólo hecho de que esa desabrida democracia que hoy disfrutamos haya quitado la actividad deplorable y criminar de 'leer' y borrado toda sospecha de su infame origen, no significa que dicha acción y los promotores de tan horrendo crimen vayan a seguir impunes por los siglos de los siglos.

La lectura es un placer malvado, el más abyecto de todos.

Pero vayámonos por partes. El antaño llamado 'arte de leer' y nunca mejor nominado 'placer de la lectura' tiene su origen en un proceso complicadísimo que sólo ha podido ser aprehendido, detallado y explicado por las mentes más brillantes de nuestro tiempo, como Umberto Eco, o ese señor de nombre raro, Noah Chomsky; todo ello sin olvidar a Derrida por más feo que suene, y por supuesto, incluyendo a nuestra pocas veces entendida Sor Juana Inés de la Cruz.

Si entre los criminales existen categorías, entre los transgresores malditos que han de ser contabilizados entre los peores de los peores deberemos contar a Eva, esa…

Acción de gracias

Acción de gracias
In memoriam:
 José Elizalde y Micaela Hernández.
Te bendigo, Padre,
por el tiempo que me has dado.
Te bendigo, Padre,
por el tiempo que no me darás.

Por el cúmulo de días,
y las deslucidas noches
que se van quedando quietas,
enjauladas por el olvido.

Te bendigo, Padre,
por la luz y por el sonido.
Por las letras que no leeré,
por las palabras que no escucharé
decir a mi hija,
ni a mi mujer.

Te bendigo, Padre,
por la bendición de existir
en este momento,
en este instante.

Te bendigo por lo que he sido,
por lo que habré de ser:
Todo a una conformará mi esencia,
esa que me diste, y no alcanzo a percibir.

Te bendigo por el ayer y el futuro,
mío y de los otros,
por la paciencia en el pecado,
y el júbilo del perdón.

Por la eternidad que no comprendo,
por el presente que no aprehendo.

Por el futuro que sueño,
y por quienes en el futuro
aún me recuerdan.

Te bendigo, Padre,
en la confianza y certeza
de tu amorosa memoria.

Francisco Arriaga.
México, Frontera Norte.
01 Noviembre 2…